CIRCÓN

El circón es una de las piedras preciosas más antiguas y apreciadas que se conocen. Aunque a lo largo de la historia se le ha identificado con nombres diferentes, su nombre actual podría ser de procedencia persa ‘zargun’, que significa color dorado. Los ejemplares más antiguos de esta piedra natural proceden de un yacimiento de Australia.

Aunque el zircón tiene una amplia gama de colores, el color más popular es el azul. Esta piedra natural tiene un alto poder de refracción y dispersión, por lo que posee un gran brillo y un fuego intenso muy apreciado en joyería. Su brillo va de vítreo a adamantino.

Variedades del circón

Estos cristales contienen elementos radiactivos como el torio y el uranio que hacen que se produzcan muchas diversidades en algunas de sus propiedades. En función a esto, se obtienen unos valores más altos o bajos en sus características. Según sean estos valores distinguimos los circones de tipo bajo; de tipo alto; o de tipo medio.

Los circones verdes, de tipo medio, tienen una alta radiación y no se comercializan. A pesar de esto y de que son casi amorfos, resultan ser una piedra natural muy buscada. Se conocen también circones con efecto ojo de gato.

Entre las variedades de esta gema encontramos:

  • Jacinto: esta variedad de circón tiene tonos que van desde el rojo amarillento hasta pardo rojizo.
  • Jargón: Su gama tonal se encuentra entre el amarillo pajizo hasta ser casi incoloro.
  • Estarlita: se trata de una variedad azul. Esta se origina como resultado de un tratamiento térmico a otros circones.

A la hora de manipular el circón, hay que tener en cuenta que nos encontramos ante una piedra frágil y sensible a los golpes. Por ello se debe tratar con cuidado, ya que las aristas resultan fácilmente dañadas.

Principales yacimientos

La principal fuente de extracción de este cristal está en Camboya, donde se encuentra generalmente en forma redondeada y desde donde se han exportado los mejores ejemplares. Hoy en día existen también yacimientos en Myanmar, Sri Lanka, Tailandia, Australia, Brasil, Corea, Madagascar, Mozambique, Nigeria y Tanzania.

Por sus características, existe la posibilidad de confusión con la aguamarina, el crisoberilo, el diamante, el zafiro o el topacio entre otros.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba